www.flickr.com
sanjosedeoruro's photos More of sanjosedeoruro's photos
SAN JOSE DIRECCION DEL CLUB: CALLE CARO # 448 ENTRE 6 DE OCTUBRE Y POTOSI, Edif.. SAN JOSE ES ORURO ORURO ES SAN JOSE EL EQUIPO DE MIS AMORES ES SAN JOSE DONDE QUIERA QUE TU VAYAS ALLI YO ESTARE DEFENDIENDO LOS COLORES DE MI SAN JOSE.... GRACIAS POR TU VISITA.

Google
 
viernes, 01 de septiembre de 2006
Imagen

www.sanjoseesoruro.blogcindaro.com, se solidariza y muestra su respeto y admiracion hacia el que consideramos fue el HINCHA ENTRE LO HINCHAS DEL FUTBOL BOLIVIANO:
Raúl "CHUPA" Ernesto Riveros Gonzales

LloricaLloricaLloricaLloricaLlorica
El Blog se une a los innumerables homenaje que seguro le hara la Hinchada Stronguista.

PAZ EN SU TUMBA Q.E.P.D.

CHUPITA OJALA SIGAS ALENTANDO DESDE LAS TRIBUNAS DEL CIELO, AL FUTBOL BOLIVIANO

Algunos links que hacen referencia a la Noticia son:
La RAzon
El Diario
O las Paginas del Club Strongest:
Foro Atigrado
http://www.thestrongest.com.bo/

Imagen
Esta Foto fue extraida del Foro atigrado donde pueden ver mas muestras de Cariño hacia ete Gran Hincha
La siguiente Nota la extractamos del Periodico La Prensa:


Adiós al “Chupa”, el más fiel hincha atigrado
Su pasión por el oro y negro comenzó cuando tenía 14 años. Desde entonces nunca más se alejó del club que consideró lo mejor de su vida. El “Kalatakaya huarikasaya” que salía de su garganta nunca más se escuchará igual
El más fiel hincha que tuvo el “Tigre” partió ayer a la eternidad. Se apagó para siempre el grito tan característico que explotaba en su fuerte garganta y retumbaba en los cuatro costados del estadio. El “Kalatakaya huarikasaya...” ya no será igual nunca más.
El “Chupa” Riveros —como le decían sus amigos— fue en vida todo un símbolo de la divisa oro y negro. Quizás el más querido.
Raúl Ernesto Riveros Gonzales era su nombre. Nació el 27 de septiembre de 1922 en La Paz. “Soy tan ‘chukuta’ que hasta te puedo decir las calles, Pando y Chuquisaca, a una cuadra de la plaza Alonso de Mendoza, el fundador de La Paz”, decía.
A sus 14 años entró como mascota del plantel “gualdinegro” en la
cancha del viejo estadio Hernando Siles. Desde entonces no se separó nunca más del club al que consideró lo más importante que le dio la vida, después de Dios. “Podía faltar a misa, pero a los partidos de mi equipo, no”.
Con el paso del tiempo se constituyó en todo un personaje de The Strongest. En los clásicos paceños de antaño se encontraba con su amigo entrañable, “Chicho” Navarro, por aquel entonces hincha número uno de Bolívar.
Cuando jugaba la Selección, los dos se quitaban la indumentaria del club de sus amores y se ponían la verde y blanco, y encabezaban el tradicional grito: “Bo-bo-bo, li-li-li, via-via-via...”.
En marzo de este año aclaró que lo de “Chupa” no era por “chupaco”: “Cuando mi cuñado estaba de enamorado iba a darle serenatas a mi hermana. Yo tendría 12 años entonces. Él cantaba un vals peruano (China hereje) y decía: ‘Soy cantor, guitarrero y chupacaña’. Y tanto que venía a dar serenata que me aprendí de memoria la letra. Cuando fui con mi colegio como boy scout de excursión a Coroico o Chulumani, canté y como no sabía otra canción... Entonces, a la vuelta los compañeros ya no me decían Raúl, sino ‘Chupacaña’”.
Hasta sus últimos días, mientras su salud y sus fuerzas se lo permitieron, fue al estadio para alentar a su querido “Tigre”, con el que estuvo en las buenas y en las malas.
Se reunía con los jugadores antes de que éstos saltaran a la cancha y abrazado a ellos gritaba: “Kalatakaya huarikasaya...”, y los futbolistas respondían: “¡Hurra, hurra!”.
Como si el tiempo no pasara para él, salía con el equipo al trote y posaba en el centro del campo de juego. Después se dirigía hacia la curva sur, donde suele ubicarse la barra “gualdinegra”, y repetía la ceremonia.
Si The Strongest ganaba era el hombre más feliz del mundo. No había gol que no fuera festejado por el “Chupa” en el sector de preferencia, donde tenía reservada su butaca. Cuando su equipo perdía se resignaba y tomaba un taxi rumbo a su casa, “porque si iba a pie, como alguna vez lo hice, los hinchas de Bolívar me gritaban: ‘Chupita, les hemos dado...’”.
Su tradicional sombrero negro, con el escudo y las cintas amarillas y negras; una chalina amarilla bien “atigrada” y una chamarra, característica de The Strongest, además de un pantalón negro eran su indumentaria con la que solía ir al estadio.
“Sin sombrero no soy nadie. El otro día fui al mercado y nadie me dijo nada. En cambio, cuando me lo pongo, la gente hasta hace parar la movilidad donde estoy para saludarme”.
Fue tan inseparable del club de sus amores que fue uno de los más colaboradores cuando The Strongest emprendió la construcción del que hoy es el Complejo Deportivo de Achumani. Trabajó al lado del mayor dirigente que tuvo la entidad, Rafael Mendoza Castellón. “Rafito hizo solito el Complejo, y yo hice lo que podía”.
Hace unas semanas cayó enfermo. Los últimos partidos del “Tigre” ya no fueron iguales sin él. Y no lo serán nunca más.
“Ternito negro me he de comprar, corbata amarilla/por stronguista me han de llevar a la Policía/por stronguista me han de llevar a la Policía/Conque tunante, seré tu amante...”.


La frase
Hablar de mi club es mucha cosa. Es mi vida. Para mí, The Strongest es lo más grande que tengo en la vida después de Dios... y antes que mi familia, mis hijas y mis nietas. Siempre lo apoyé y lo apoyaré hasta que me muera. Cuando me muera gritaré desde el más allá
Raúl “Chupa” Riveros
Hincha número uno del “Tigre”


“Nunca le fallé a mi equipo”
Raúl Riveros, el “Chupa”, dejó un vacío grande no sólo en su familia, sino en la familia “atigrada”. A sus 14 años el amarillo y negro se le prendieron en la piel y el corazón.
“Desde el día que me hice stronguista nunca le fallé a mi equipo”, le dijo a Acción de La Prensa, que el pasado 19 de marzo fue a visitarlo a su casa de la calle Cuba para hacer una entrevista, en medio de un ambiente de dolor todavía para él, porque había perdido recientemente a su esposa.
“No sé, tengo una familia grande, pero siento en toda mi casa a mi esposa. Siento que me llama”, susurró aquella vez en una sala llena de banderines, fotos, dibujos y con tigres hasta de peluche expandidos por todos lados.
El 27 de este mes iba a cumplir 84 años. Partió antes de cruzar otra meta.
Pero fue un hombre alegre. Siempre mostrando su sombrero negro de ala ancha, su chaqueta negra con la inscripción “Tigre” en la espalda con costura amarilla y una chalina aurinegra siempre limpia y bien cuidada.
Su grito se convirtió en rugido en los últimos años. Hacía retumbar el cemento del estadio.
Otras veces se quedaba con las ganas. Por ejemplo cuando Bolívar era local. No le dejaban entrar hasta la cancha, menos ir a gritar a la sur. Incluso se compraba la entrada.
El domingo 13 de agosto no asistió al clásico que igualaron 1-1 los archirrivales paceños. Ese día escuchó por radio la transmisión de fútbol postrado en una cama de hospital. Todos le mandaron saludos. Fue quizás el único clásico que no vio en La Paz en directo, desde la tribuna. Ese día sintió un dolor agudo en el corazón, porque no estar con el equipo en el terreno de juego para él era como si un soldado no estuviera con su batallón en el campo de batalla.
Con el correr de los años se convirtió en un personaje pintoresco del fútbol y en un símbolo del “Tigre”. En el Complejo de Achumani, a pocos pasos de la puerta, está un busto suyo que hizo construir el ex presidente Sergio Asbún, pero cuyo pedestal lo eligió él.
Su grito infaltable ya no está. Se fue el “Chupa”. Aunque el “Kalatakaya huarikasaya” quedó grabado en una hermosa saya de autoría del “Papirri” Manuel Monroy Chazarreta, que ahora se escuchará más que nunca en el corazón de los “atigrados” y de los que aman y siguen el fútbol con pasión.
Él ya está arriba, junto con su “Rafito” Mendoza que tanto quiso en vida.

RESIGNACIÓN • GALARZA Y FONTANA, DOS referentes del plantel, recuerdan al “chupa”
“La persona más representativa del club”
A Luis Galarza y Ricardo Fontana, dos de los jugadores-símbolo que tuvo The Strongest, les impactó la noticia del fallecimiento de Raúl Riveros. El ex arquero se enteró en Cochabamba, en pleno entrenamiento de Aurora, equipo que dirige; y el “Tano”, en su casa de Córdoba, Argentina, cuando se alistaba para ir a comprar un pasaje y regresar a La Paz.
“Siento una profunda pena. Cuando yo llegué, el ‘Chupa’ ya estaba en The Strongest y siempre me brindó su aliento y su apoyo, en ese entonces yo era muy
joven.
Sin duda que se trata de un símbolo del club”, dijo Galarza.
El ex guardameta “atigrado” recordó que Riveros estuvo al lado del equipo en las buenas y en las malas.
Uno de los momentos inolvidables fue cuando en la Navidad de 2004 el “Tigre” se coronó campeón —con Galarza como entrenador— del torneo en la definición por penales frente a Oriente Petrolero. “Él estuvo con nosotros y, muy emocionado, dio la vuelta olímpica con todo el grupo.
Por todo lo que ha hecho por el club se merece un reconocimiento de todo el fútbol boliviano”.
Para Fontana, “ha partido la persona más representativa del club” y “su ausencia se notará en el estadio Hernando Siles cuando juegue The Strongest”.
El “Tano” recordó un pasaje con Riveros de 1977, cuando el “Tigre” se coronó primer campeón de la Liga.
“En el camarín estaba con Ovidio Messa, y don Raúl se nos acercó y nos abrazó muy fuerte y comenzó a llorar. Nos impactó tanto que todo el grupo de jugadores y el técnico nos abrazamos con él y lloramos. Esa imagen no se me va a borrar nunca porque es el reflejo de un hombre humilde”.
Destacó que el club le haya rendido un homenaje en vida, cuando descubrió un busto del “Chupa” en el ingreso al estadio Rafael Mendoza de Achumani, y también cuando lo homenajeó en el aniversario del club. “The Strongest se acordó de su hincha más leal”.
Para Fontana, Riveros se merece también un homenaje de todo el fútbol boliviano porque cuando jugó la Selección también estuvo allí brindando su apoyo, junto con Lizandro “Chicho” Navarro, el hincha número uno de Bolívar.
“Es que sus colores fueron ésos, los de The Strongest y de la Selección Nacional”.

Lo recuerdan Estuvo siempre al lado del ‘Tigre’, en las buenas y en las malas; nunca lo abandonó.
Desde que yo estuve en el club, como vocal, vicepresidente, presidente y fiscal general, siempre el ‘Chupa’ fue un gran colaborador

Roberto Quinteros

Ex presidente del club
Fue verdaderamente el hincha número uno. El ‘Chupa’ era muy noble, no tenía enemigos y dejó buenas enseñanzas. Él tenía la ilusión de llegar a ver el centenario de The Strongest, es una pena que se haya ido

Mario Oxa Bustos
Ex presidente del club

El año pasado nos acompañó a Ecuador y presidió la delegación para el partido con Liga de Quito por la Copa Sudamericana. Fue nuestro amuleto, porque ese día el ‘Tigre’ conquistó el mayor logro de su historia
Eduardo Villegas

Ex DT de The Strongest
Publicado por Desconocido @ 11:16  | FUTBOL BOLIVIANO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
PageRank Plus - Google PageRank checking, with a twist.
 

Blog Mantenido, Actualizado, Elaborado por: quirqui, Cel. 72489297
e-mail: sanjosedeoruro@gmail.com
Blog Alojado en www.mi@rroba.com
Oruro - Bolivia
2005-2006
CC Developing Nations
Esta obra está bajo los términos de una Licencia de Creative Commons para países en desarrollo.