www.flickr.com
sanjosedeoruro's photos More of sanjosedeoruro's photos
SAN JOSE DIRECCION DEL CLUB: CALLE CARO # 448 ENTRE 6 DE OCTUBRE Y POTOSI, Edif.. SAN JOSE ES ORURO ORURO ES SAN JOSE EL EQUIPO DE MIS AMORES ES SAN JOSE DONDE QUIERA QUE TU VAYAS ALLI YO ESTARE DEFENDIENDO LOS COLORES DE MI SAN JOSE.... GRACIAS POR TU VISITA.

Google
 
Jueves, 13 de julio de 2006
Imagen

BloGalaxia




via: Fifa web

ROMA (ESPNdeportes.com) -- En el largo viaje de vuelta a casa, un d?a despu?s de la final ganada por Italia en la definici?n desde los 11 pasos ante Francia, tuvimos el tiempo, la ocasi?n y la serenidad para repasar mentalmente todo lo ocurrido y elaborar un balance final, que es lo que justamente les presentamos en esta nota.

Lo primero que est? muy claro es que este fue un Mundial de "acero": el oro y la plata no brillaron, los grandes campeones m?s dotados t?cnicamente no se hicieron presentes y al final las cualidades que sobresalieron fueron las de la resistencia atl?tica, las fuerzas an?mica y f?sica, el hambre, el orden y la disciplina t?ctica. Est? muy claro que, en este marco, Italia fue un justo campe?n, porque demostr? poseer en mayor medida que todos los dem?s las cualidades que acabamos de enumerar.

Por otra parte, luego de la Eurocopa 2004, es evidente que este no fue un hecho aislado y que se est? marcando una tendencia en este sentido, algo bastante lamentable porque todos queremos un f?tbol de habilidad y talento.

En la columna de hechos positivos, por lo menos, podemos poner que este torneo haya sido seguramente mejor que el anterior: por la presencia de todos los "grandes" en octavos de final, con la relativa presencia de las mejores hinchadas que colore? muy bien las tribunas y el enorme atractivo de choques hist?ricos y tradicionales.



Tambi?n fue positivo que no haya habido grandes "esc?ndalos" arbitrales (lo que desvirtu? totalmente el Mundial 2002) y que se haya registrado una mayor severidad: hubo muchos m?s expulsados y amonestados, lo cual provoc? que, en general, fuese un torneo m?s correcto que los anteriores, con una protecci?n mucho mayor para los jugadores de talento.

La severidad sirvi? como prevenci?n y entonces en las semifinales y la final no hubo faltas violentas o intencionales, lo cual es enormemente positivo. Lo lamentable es que ni siquiera eso haya servido para entregarles a los grandes campeones el protagonismo que todos esper?bamos.

Por otra parte, tambi?n es necesario aclarar que la calidad y el talento son las cosas que hacen al buen espect?culo, pero tampoco deben ser tomadas como excluyentes.

Un equipo de f?tbol que se respete debe tener a sus Zidane, Ronaldinho, Totti o Riquelme, pero tambi?n necesita de los Gattuso, Vieira, Mascherano o Frings as? como de los Gallas, Puyol, Rio Ferdinand o Cannavaro.

Por otra parte, la t?ctica es un condimiento necesario, puesto que sino tendr?amos espect?culos atractivos pero poco deporte.

Por ejemplo, todos recuerdan como uno de los mejores momentos de este Mundial los alargues entre Alemania e Italia, pero con los equipos largos de 60 metros y partidos por mitades, la zona central como puro espacio de tr?nsito y todos los esquemas saltados, hubo s? emoci?n pero absolutamente nada de f?tbol verdadero.


TENDENCIA NEGATIVA
Vimos como los ?ltimos torneos han marcado una tendencia negativa. Lo que ahora deber?amos hacer es preguntarnos por qu? est? pasando eso.

Nuestra opini?n es que el formato y, sobre todo, las fechas de los torneos est?n absolutamente equivocadas.

Es imposible pretender tener un buen f?tbol luego de una temporada masacrante (pregunten por m?s datos a Ronaldinho) y jugando cada 4 d?as con un calor infernal, cuando los protagonistas est?n acostumbrados a hacerlo con temperaturas mucho m?s aceptables.

Es f?cil decir que la final de 1994 fue la peor de la historia, haci?ndose los distra?dos y dejando de recordar que se jug? en Pasadena a las 12 del mediod?a, con casi 40 grados de temperatura.

Es casi un deporte diferente: lo que Barcelona y Arsenal supieron ofrecer en la tibia noche de Par?s el 15 de mayo era imposible de conseguir en la infernal caldera de Berl?n del 9 de julio, m?xime porque todos los protagonistas hab?an jugado otro partido incandescente cuatro d?as antes.

Ahora escuchamos cr?ticas respecto al juego de Italia, algo que por otra parte es tan antiguo que ya se vuelve aburrido, pero la realidad es que en todo el proceso liderado por Marcello Lippi Italia nunca hab?a jugado tan mal como en esa final, en la que las piernas no giraban y las cabezas no estaban l?cidas.



AP
Zidane y Vieira, dos hombres fundamentales en FranciaTotti, Del Piero y el mismo Pirlo no pudieron expresar ni el 25 por ciento de sus cualidades y el ?nico que se defendi? un poco fue el volante del Milan, a caso por ser el m?s joven de los tres.

Zinedine Zidane hizo algo m?s que ellos pero tampoco se acerc? al nivel que hab?a alcanzado ante Brasil, por ejemplo, y al final ten?a tanta deuda de ox?geno que cometi? la locura que todos vimos.

Muchos ahora hablan de provocaci?n por parte de Materazzi, pero est? claro que quien lo hace jam?s pis? una cancha: provocaciones hay desde el primer minuto y un campe?n como Zidane debe haber escuchado ofensas de todo tipo a lo largo de toda su carrera, pero la reacci?n que tuvo se puede explicar tan s?lo pensando en una cabeza ofuscada por el cansancio y el estr?s.

Si despu?s llegamos a justificar un cabezazo as? por lo "hablado", entonces buscamos un remedio peor que la enfermedad: estamos seguros de que el propio Zizou, dos horas despu?s, haya sido el primero en entender la enormidad de su error.


NADIE JUG? BIEN
Volviendo al tema que m?s nos interesa, ac? el problema no es que el campe?n no haya jugado bien, sino que nadie lo haya hecho a lo largo del torneo.

?Cu?ntos partidos brillantes quedaron en la memoria? A caso la exhibici?n de Argentina ante Serbia y Montenegro (pero hab?a poca paridad en ese caso), los primeros 30 minutos de Alemania-Suecia, el segundo tiempo de Italia-Ucrania, tambi?n la segunda fracci?n de Francia-Brasil, y paren de contar.

Por el resto, el ritmo alto y las condiciones ambientales complicadas impidieron que el f?tbol tomara vuelo, como pas? en Argentina-M?xico, en Portugal-Inglaterra y en casi todos los dem?s partidos desde octavos en adelante.

No est? en nuestras posibilidades decidir un remedio -que por otra parte ser?a muy simple: parar los campeonatos un mes en primavera, cuando los jugadores est?n en su mejor momento y juegan cada tres d?as sin problemas; pero est? claro que los clubes no quieren ni escuchar hablar de esa posibilidad-, por lo menos, habr?a que dejar una semana de descanso antes de la final.

Claro que eso s?lo mejorar?a la definici?n y adem?s implicar?a enormes problemas organizativos& As? que tendremos que limitarnos a un an?lisis de la realidad y entonces afirmar que este Mundial fue ganado por quien mejor supo entender las condiciones ambientales y las necesidades del juego y pudo adaptarse a eso, alternando momentos de buen f?tbol con otros de lucha y aguante, que como qued? dicho arriba tambi?n son cualidades fundamentales del juego.

Por ejemplo, cuando Marcello Lippi entendi? que Alemania estaba pagando el esfuerzo del suplementario ante Argentina, no tuvo problemas en terminar con cuatro delanteros en la cancha y ganar por prepotencia, mientras que cuando vio que las piernas de sus jugadores no giraban entendi? que hubiera sido criminal emplear el mismo criterio y trat? de encontrar el equilibrio con cambios que, de todas maneras, no fueron seguramente defensivos (Del Piero por Camoranesi, Iaquinta por Totti).

En suma, fue un Mundial de acero y lo gan? quien tuvo el alma m?s templada. Es muy probable que, de haberse jugado la misma final en mayo, por ejemplo, el espect?culo habr?a sido mucho m?s lindo, pero estamos convencidos de que el ganador hubiera sido el mismo.

A?n cuando tambi?n es justo considerar que, si todo el torneo se hubiese disputado en la primavera europea, casi seguramente los finalistas hubieran sido Brasil y Argentina.

Pero esta es otra historia, de la que jam?s conoceremos el final.

Lo que quedar? en la historia ser? el cuarto triunfo mundialista de Italia: honor al campe?n y cita dentro de cuatro a?os en Sud?frica, donde las condiciones clim?ticas, por lo menos, deber?an ser mucho mejores.

Vito De Palma es italiano pero ha desarrollado gran parte de su carrera period?stica en la Argentina, donde trabaj?, entre otros lugares, en el diario Clar?n, de Buenos Aires. Actualmente es corresponsal en Italia del SportsCenter Latino y columnista de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.
Publicado por quirqui @ 10:16  | MUNDIAL 2006
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
PageRank Plus - Google PageRank checking, with a twist.
 

Blog Mantenido, Actualizado, Elaborado por: quirqui, Cel. 72489297
e-mail: [email protected]
Blog Alojado en [email protected]
Oruro - Bolivia
2005-2006
CC Developing Nations
Esta obra está bajo los términos de una Licencia de Creative Commons para países en desarrollo.